ILLUMINATAS

la imagen debe salir del cuadro

El pintor está ligeramente alejado del cuadro. Lanza una mirada sobre el modelo; quizá se trata de añadir un último toque, pero también puede ser que no se haya dado aún la primera pincelada. El brazo que sostiene el pincel está replegado sobre la izquierda, en dirección de la paleta; está, por un momento, inmóvil entre la tela y los colores. Esta mano hábil depende de la vista; y la vista, a su vez, descansa sobre el gesto suspendido. Entre la fina punta del pincel y el acero de la mirada, el espectáculo va a desplegar su volumen.
Las palabras y las cosas (1966, Capítulo I, fragmento).
Michel Foucault

Con la pintura de Ana Fuentes pasa algo similar que con un fragmento del texto de Michel Foucault en el libro Las palabras y las cosas –discusión sobre Las Meninas de Diego Velázquez–, engloba un complejo juego de miradas, ocultamientos, apariciones y transmutaciones personales sobre el lienzo, ¿es posible que el espectador esté dentro del cuadro o se transforme en el mismo artista que interpreta su perfil a través de la pintura?

Es probable también que su obra capital sea colocada en un plano específico sobre la manera de pensar y el desarrollo del arte a través de la mirada de cada uno de nosotros.

Eso a grandes rasgos es Ana Fuentes, un intento acertado de interpretar la lógica moderna, los intereses a los que responde, las transformaciones que sufre desde su génesis y las direcciones que toma según la interpretación que el espectador le da, eso sí, nunca esperando causar ese efecto tan notorio, es más bien un sutil encantamiento de refinada estampa con vías de hacer digerible una pieza de arte; es poner un espejo con forma de lienzo y aceitoso lenguaje oleico, el figurativismo pictórico de los procesos sociológicos por los que pasa la humanidad encontrando a través del realismo mágico la virtud de fragmentar sus ideas.

Si quieres saber más acerca de esta pintora puedes asistir a la Galería Drexler en Garza García, Nuevo León y observar su más reciente exposición ILLUMINATAS (del 29 de marzo de 2012 hasta finales de abril) donde exhibe –por medio de la infancia como desde hace 15 años– una reacción emocional de la inocencia sobre los tiempos que está viviendo el país y la pérdida de la pureza de la que todos somos testigos.

drexelgaleria.com


»«  

RELACIONADOS

LA PINTURA HA MADURADO

INVASION ANIMAL

AMANECER, CREPUSCULO Y REFLEJO