MEXICO FASHION WEEK INVIERNO 2012

diez años de moda nacional

La edición que se acaba de celebrar hace unos días durante la semana de la moda en México ahora llamada Mercedes-Benz Fashion Week México –como otras 30 de su categoría alrededor del mundo–, estuvo plagada de celebraciones; primero por el cambio de nombre, después por la depuración que poco a poco se ha hecho en cuanto a los diseñadores y propuestas que presentan bajo una curaduría de proposición y capacidad para vender y, claro está, por la autenticidad, preocupación y tenacidad con que Beatriz Calles y su equipo logran temporada tras temporada. Es grato saber que las quejas, sugerencias, observaciones y de más llamados, son un motivo importante para que nuestra semana de la moda crezca con el tiempo y mejore cada seis meses. En cuanto a nosotros, una vez más sentimos que el montaje, los asistentes y las atenciones son las mejores para ofrecer de acuerdo a las necesidades que tenemos de abarcar este rubro. La elección se amplió y quedó de la siguiente manera.

Centro. La Universidad de Diseño, Cine y Televisión de la Ciudad de México ahora presentó sus propuestas innovadoras basadas en los años 30 dentro del contexto estadounidense que en aquel entonces era un periodo desesperanzador por la crisis que vivía. Los diseñadores Pia Grassi, Andrea Guerrero, Maura León, Elian Nestel, Bibiana Pérez, Fernanda Sánchez y Mayra Villegas crearon en total 24 looks que retoman a dos personajes típicos de la depresión: la integración de la mujer a la clase trabajadora y el aviador. El contexto del obrero expone la fuerza sobre materiales propios de la clase como mezclillas, gabardinas y pieles, mientras que el tema aviador aterriza las siluetas oversize con estructuras mezcladas que presentan movimiento y versatilidad en las prendas. Resaltan los detalles como capas de organza y combinaciones de mezclilla con parches de lana y algunos estampados; el color índigo, crudo, negro, gris, y los destellos metálicos en cobre acentúan la versátil idea de comodidad en formas de chaquetas en bouclé, suéteres de punto, minivestidos de piel e híbridos jeggings de tonos marfil.

CENTRO |hombre y mujer| invierno 2012

Alexia Ulibarri. Volcando su propuesta sobre uno de los referentes más importantes dentro del diseño textil, Alexia Ulibarri se enfocó en esta ocasión en la complejidad que el cuerpo humano tiene cuando muta según las etapas de la vida. En su caso, el molde de esa complexión fue ella y la etapa hizo referencia al embarazo de hecho, mientras la pasarela se realizaba, Alexia –que no asistió al desfile– dio a luz a su primer hijo. Como siempre los estampados son una característica de la tapatía que ahora combina con drapeados, fruncidos y siluetas un poco más amplias que luego eran ceñidas por una especie de tul que salía por debajo de vestidos. La colección llamada Cell Conscious se pintó de malva, vinos y blancos tratando de evocar las entrañas humanas bajo un estilo romántico conceptual. Los volúmenes de pantalones, chaquetas, jumpsuits, abrigos de lana y corsés fueron confeccionados con lana, seda, chiffon estampado, tafetán, encaje y nylon, creando dobles texturas con cuellos chimenea, mangas jamón, faldas de gajos y cortes forrados.

ALEXIA ULIBARRI |mujer| invierno 2012

Isabelle Manhes. Ahora que Isabelle Manhes despega su carrera en solitario, la evolución como diseñadora es notable sin dejar de ser fiel a su estilo. Literalmente el chocolate fue la fuente que endulzó su temporada rindiendo un homenaje a este ingrediente representativo de México. Según la colombiana, el 2012 es el año del cacao y nuestra cultura está ligada al sabor original y textura trascendental del chocolate criollo, el más sofisticado del mundo. Para lograr el balance entre el tema y la confección, se propuso mezclar volúmenes y caídas naturales un poco más ceñidos al cuerpo con el fin de generar un equilibrio entre ambas partes de la vestimenta en capas, es decir, para los chalecos y camisetas la silueta se remarca gracias al terciopelo, paño de lana, satín, tejido de angora, sedas y, para las camisas, el algodón, mientras que en los abrigos para hombre y togas para mujer el look se vuelve más amplio. También dejó ver una propuesta bicolor sobre pantalones en tonos chocolate, rojo quemado y ladrillo, mezclados con tonos menta y rosa. Galia Katz, se encargó del calzado para dama mientras que Genoveva Álvarez añadió su toque personal con gorros y sombreros.

ISABELLE MANHES |hombre y mujer| invierno 2012

Alejandro Carlín. La tauromaquia y el flamenco han sido retomados por el diseñador regiomontano para rendir su propio homenaje a Sevilla, basado en la puesta en escena Cayetana, su pasión de Cecilia Gómez. Contrario a la edición pasada, el invierno se envolvió exclusivamente de looks femeninos con excelentes hechuras como nos tiene acostumbrados. Aunque era obvia su referencia, cada salida fue una sorpresa en cuanto al manejo del tema con elegantes vestidos de noche –muy usables– con holanes en pecho y caderas, por supuesto, nunca está de más mencionar los materiales finos que utiliza: tafeta, falla, terciopelo y raso de seda complementado por encajes franceses de color negro y estampados de paisley en blusas de botones, mangas largas de chiffon o talles altos en crepé de seda. La elevación de la silueta hasta la cintura permite añadir curvilíneas formas y resaltar el pecho, hombros y cadera. Para aterrizar la colección completa y no dejar de lado la elegancia, Alejandro Carlín complementó algunos vestidos con collares largos de Swarovski y maquillaje de cejas y pómulos remarcados evocando los años 50.

ALEJANDRO CARLIN |mujer| invierno 2012

Trista. Dividida en tres bloques, la colección Infinity (Líneas Invisibles) se compone de algodones en gabardinas, mezclillas desarrolladas por Kaltex (con procesos de plastificado a través de lavados con ozono y teñidos), telas desmenuzadas como gasas hasta generar prendas con demasiada textura y por último el tejido de punto elaborado en mancuerna con la diseñadora Ana Breede con quien experimentaron diversa técnicas. El tema principal también fue el cacao y su evolución a lo largo de la historia. De esta manera lograron confeccionar suéteres de punto, pantalones de algodón con sutiles formas tipo harem, prendas oversize con hombros caídos como chalecos tejidos y desagujados o lijados con detalles de crochet o pelo de borrego promoviendo un reciclaje de prendas y una sobreposición de ellas con la idea de generar un estilo propio que sea funcional, dinámico, cómodo, vanguardista pero sobre todo usable. Trista pone un sello muy particular en cada una de sus colecciones, parece que nos trata de hablar de una consciencia ecológica u orgánica, elaborando piezas funcionales pero con un acabado perfecto que ve la luz conforme la analizas o la vistes. El calzado estuvo a cargo de Brantano.

TRISTA |hombre y mujer| invierno 2012

Julia y Renata. El secreto como fundamento del poder y de lo sagrado es el hilo conductor que define la estética y las formas de la colección invernal de Julia y Renata que se basan en las sociedades secretas y las teorías conspirativas más famosas, que además abarcan la razón, el sentido común y la magia. Luego de haber estudiado la Masonería en cuanto a sus estructuras y colores, ellas decidieron utilizar el compás y la escuadra como punto de partida para desarrollar líneas simples con toques verticales y más puros. Para complementar su idea, se basaron únicamente en el blanco y el negro referido en los mandiles masónicos, degenerados después, en tonos más intensos como el gris o rojo para dar paso al azul celeste, el suave marfil o nude. Compaginando todo en una amalgama de este tema tan controversial, el toque texturizado lo suplieron el chiffon, los algodones satinados y el charmeuse de seda, volviendo a utilizar la forma de una silueta vaporosa con asimetrías de acabados lujosos. A pesar de tejer una figura desestructurada en algunos cambios, uno de los detalles más importantes fue el relanzamiento del cuello (en distinto tono de la prenda, con solapa o escotes en V) y la importancia que tiene en la silueta. El calzado es una colaboración con Dione.

JULIA Y RENATA |mujer| invierno 2012

Carla Fernández. Mujer Orquesta es el título que Carla Fernández le ha puesto a su nueva colección que es un poema de ropas interpretado con elementos musicales. Entre telas tejidas con cintas de cassette, lanas chamulas (chiapanecas) despeinadas a mano con tintes naturales y elaboradas con la misma técnica de los revolucionarios mexicanos de 1910, pieles de pelo corto y caladas en charrería, algodones fabricados en los maravillosos telares de cintura, rebozos del Estado de México, mezclillas y sedas; la diseñadora manejó ciertas geometrías en faldas largas, chamarras reversibles, ponchos de doble forro, suéteres, blusas, faldas y vestidos de piel. Una vez más Carla Fernández recorre el mundo infinito del patronaje indígena mexicano que la lleva a involucrarse con los artesanos de distintas zonas geográficas. Para no perder el tópico inspiracional, los accesorios fueron descontextualizados al volverse útiles en otro sentido, las bolsas eran panderetas y platillos, los collares fueron campanas, armónicas, cencerros, triángulos y cascabeles, los crótalos se transformaron en pulseras y las armónicas en anillos. Por su parte el calzado lo fabricó ANPIC en ocasión especial para Carla Fernández.

CARLA FERNANDEZ |mujer| invierno 2012

Cubo. Esta nueva colección es la número diez en la trayectoria desde que Eduardo Treviño y Mauricio Ibinarriaga fundaron la marca de Concepto UrBanO llamada CUBO. Basados en los centelleantes colores que otorgan los minerales y metales preciosos incluidos el oro, la plata o el bronce, la pareja propone recrear una gama de tonalidades que combinan dichas luminosidades con tonos tierra, verdes secos, negros y grises carbón. Como ya es una costumbre, CUBO hace de piezas sencillas creaciones extraordinarias y bien confeccionadas. Ahora la propuesta se basó en identificar líneas especiales que rediman los simples cortes con la intensión de urdir nuevas siluetas partiendo de las ya conocidas en una contraposición de coloridas telas para dar nueva vida a lo ya antes visto, además, con agujetas y perforaciones, idearon la manera de llenar con ojales el pecho de blusas y tejerlas logrando fabricar una misma pieza. Para ellos también compusieron series de pantalones con detalles de parches añadidos en muslos y pierna, baja desintegrando la planicie o uniformidad de las telas.

CUBO |hombre y mujer| invierno 2012

Carlo Demichelis. Para cerrar esta interesante semana de la moda, el turno por incontable ocasión fue para Carlo Demichelis, diseñador con más de 30 años en la industria de la moda nacional. Tres décadas que no parecen haber transcurrido porque una vez más sorprendió con sus diseños y perfecta confección a todos los que ahí estábamos presentes. Para darle una nueva cara al cuero negro y a los tejidos, Demichelis no se basó en ningún tema, simplemente se propuso crear una colección vendible que le diera una nueva cara a la mujer contemporánea. Es probable que las formas drásticas se hayan quedado atrás para dar paso a un espíritu sutil de inspiración tribal disfrazado de una neo vanguardia con mangas amplias, abrigos de pelo y faldas cortas sin costura. Ese punto fue quizá el que más llamó la atención en su desfile, una trama y urdimbre que no necesita ser cosida, bastillada o hilada –como el tul– ya que no se deshilvana, con el simple hecho de rematarla con una puntada overlock o zigzag puede mantener su forma sin deshilarse; nos quedamos con la intriga pero con un muy buen sabor de boca. Por algo es quien es.

CARLO DEMICHELIS |mujer| invierno 2012

RELACIONADOS

MEXICO FASHION WEEK PRIMAVERA 2012